VIVERO DE EMPRESAS, BÉJAR

La creación de un vivero de empresas por parte del Ayuntamiento de Béjar tiene por objetivo el apoyo de nuevas iniciativas empresariales que contribuyan a la dinamización de la zona donde se ubica, actualmente en declive. Nuestra intención de ha sido la de crear un edificio que incorpore esa mirada hacia el futuro y a su vez dialogue con la tradición industrial tan importante de la localidad de Béjar.

Se ha pretendido establecer un modelo diferente de arquitectura dentro del Polígono Industrial para que el edificio constituya un polo de atracción, ya que las naves que se vienen construyendo responden a la estricta funcionalidad de las actividades, con arquitectura de medios escasos y sin intención estética en la mayoría de los casos.

El edificio ofrece al exterior dos caras que responden a su uso: locales y naves diáfanas. Así pues los locales y los usos públicos se disponen en tres bloques separados por patios e iluminados a través de grandes ventanales. Las naves se ubican en la fachada oeste,  disponen de acceso directo desde el exterior a través de una vía de servicio y se iluminan a través de lucernarios en cubierta.

El acceso principal al edificio se produce por la fachada sur, a través de una zona exterior cubierta. Desde la misma, se accede al interior a través de un vestíbulo principal, dominado por la presencia de la escalera como elemento e iluminado a través de lucernarios en cubierta.

La idea general del tratamiento del edificio que se traduce al exterior es que éste ofrezca una imagen de calidad e innovación, pero que se integre entre las edificaciones características de un área industrial.

Todo ello queda identificado en los alzados exteriores mediante un acabado en chapa de acero ondulada en un tono blanco roto, contrastado con grandes paramentos de policarbonato blanco y coloreado que iluminan los corredores interiores.

Béjar, Salamanca

2008-2009

1.160 m2