BULEVAR Y CENTRO COMERCIAL, ESTEPONA
(PRIMER PREMIO)

La zona de intervención se ubica en una posición de privilegio dentro del entramado urbano de la ciudad, a camino entre la ciudad antigua y la ciudad moderna. Esta ubicación ha supuesto un reto para la creación de un nuevo conjunto.

Edificio del Ayuntamiento

Se hace necesario que la sede municipal reúna en un único edifico el mayor número de dependencias posibles, simplificando de esta manera las relaciones del ciudadano con el consistorio.

El edificio del Ayuntamiento se ubica en el centro neurálgico de la actuación, en el punto de encuentro de las vías de comunicación entre las dos ciudades y abierto sobre una nueva plaza que sirva de referencia a todos, habitantes y visitantes. Sobre esta plaza se asienta con preeminencia el edificio municipal, destacándose claramente por posicionamiento y dimensión del resto de edificios del conjunto construido.

La planta baja completamente acristalada declara la transparencia de la administración para con el administrado y abre sus puertas a todos. En esta planta se centran todos los servicios inmediatos, principalmente la atención ciudadana. Íntimamente ligado a este espacio de acceso, se encuentra el salón de plenos, con un amplio área de público, en dos alturas, para que se pueda facilitar la participación ciudadana en el devenir municipal.

El resto del edificio se desarrolla en trece plantas, con el fin de dotar de independencia a los diferentes departamentos municipales, en una organización de planta libre, lo que permite una redefinición de usos y funciones de acuerdo con las necesidades puntuales de cada momento.

Edificio de oficinas

Como elemento de apoyo a la Casa Consistorial y al resto del centro, se incorpora al tejido urbano un edificio de oficinas, que guarda la misma imagen, criterios de calidad y sostenibilidad del resto del proyecto.

Se dota a los profesionales y empresas de la ciudad de un espacio de negocio en lo que seguramente ha de ser el futuro centro de Estepona.

Hotel

Una ubicación de estas características necesita un desarrollo singular, un nuevo Hotel de cinco estrellas, como referencia no solo de la ciudad, sino de la Costa del Sol.

Un edificio independiente del conjunto urbanístico, que junto con la Casa Consistorial conforma los dos hitos edificatorios que marcan la intervención. Una arquitectura que relaciona ambos edificios y que los destaca sobre el resto del centro, una arquitectura que los sitúa en el mundo de hoy.

Frente al Mediterráneo, en intima conexión con la playa y el paseo marítimo, se propone erigir el nuevo referente turístico de la ciudad de Estepona. Un edificio que se levanta apoyado en la complejidad espacial de su ubicación, marca la voluntad de relación entre la ciudad y el mar señalándose como un faro, respetando al mismo tiempo el entorno.

Desde el lobby y la zona de cafetería se divisa perfectamente el mar, reflejando la dualidad ciudad-playa de la ciudad de Estepona. Por encima, más de 115 habitaciones y suites, con terrazas y magníficas vistas sobre el mar, la ciudad y las montañas y Gibraltar como telón de fondo.

La edificación propuesta cuenta con cuatro elementos diferenciadores, que lo hacen  candidato a convertirse en una referencia en la Costa del Sol: espacios polivalentes y modulables que puedan albergar convenciones, muestras, etc. Zonas deportivas y ajardinadas, SPA con piscina panorámica y restaurante panorámico.

Espacio comercial

El espacio comercial del proyecto está concebido con un diseño abierto que enlaza con las calles peatonales adyacentes. Se trata de un espacio de fácil acceso, sin necesidad de recurrir al vehículo privado.

En las comunicaciones internas del edificio se ha buscado una solución similar a la que encontramos en los cascos históricos de nuestras ciudades. Los recorridos parten desde la plaza central, punto de encuentro y referencia, y desde allí van guiándonos a través del conjunto hacia nuevos.

Todo este conjunto se protege del sol con unas velas de hormigón que recuerdan el carácter marinero de la ciudad y su proximidad al mar. Estas velas crean una sensación de movimiento continuo, como las olas del mar, que jugando con los diferentes contrastes lumínicos crean un espacio de relación cambiante de acuerdo con los momentos de luz del día.

Estepona, Málaga

2014

16.500 m2

COLABORACIÓN CON: José Javier Galindo Carbajo.